lunes, 23 de febrero de 2015

Elvis: La Última Gira de 1976 (27 De Diciembre – 31 De Diciembre)

Antes de llegar a esta última gira de 1976, Elvis realizó una antes en Noviembre por siete ciudades. Comenzando en Reno y finalizando en Anaheim. Llevó a cabo buenos espectáculos, y había perdido peso con respecto a sus últimos conciertos de Septiembre. (Ya en la gira de Octubre se le notaba mejor de peso).
En esta gira fue cuando comenzó su relación con Ginger Alden, y Linda Thompson le dejó definitivamente.
Nada más terminar, se fue a Las Vegas, en la que sería su última temporada en la ciudad del juego. Esta temporada fue un poco rocambolesca. Dio buenos conciertos el día 2 de Diciembre en la apertura, y en los dos por noche 3 y 4. Fue a partir del día 5 en adelante cuando Elvis empezó a encontrarse mas cansado, desconcertado, y con falta de energía. El día 8 se torció un tobillo y lo comentó al público que tenía un esguince y que intentaría dar lo mejor de sí. Al día siguiente a Vernon, le dio un amago de infarto, y estuvo hospitalizado. A medida que pasaron los días fue mejorando.
Cerró la temporada el día 12, en mi opinión con un decente concierto, aunque para los críticos, Elvis se encontraba cansado, aburrido, como en días anteriores, y descentrado en las canciones y del ambiente del concierto.
Tantos los críticos como el público que acudió a los conciertos, notó que a Elvis algo le ocurría, ya que no daba buenos espectáculos, que se le había apagado la chispa, la energía, y que no daba la imagen del Elvis grandioso y apoteosico de los primeros años.
Vamos con la gira de Diciembre.
Se presentó en cinco ciudades diferentes, durante cinco días, que terminaron con, probablemente, uno de los espectáculos más valorados después del Aloha From Hawaii.
El primer espectáculo, fue en Wichita, en el que Elvis se presentó con el traje “Blue Swirl”, ante 10.000 personas.
Acabó el concierto sentado al piano y cantando el clásico “Unchained Melody” por primera vez en el escenario.
Luego fue a Dallas, con el traje “Chief”, donde le vieron 9.800 personas. En las presentaciones de los músicos, Elvis interpretó “Hey Bo Didley”, cuando Ronnie Tutt hacía su solo, y le hizo levantarse para que recibiera los aplausos del auditorio (Tutt era de Dallas, Texas).
El tercer espectáculo fue en Birmingham, y fue la primera y única vez, que Elvis actuó allí. Lució el traje “Egyptian”, y cantó ante 18.400 personas, las dos últimas versiones de “For The Good Times” y “The First Time Ever I Saw Your Face”.
La penúltima actuación en esta corta gira fue en Atlanta, con 17.000 personas abarrotando el estadio, e interpretó por última vez la canción “Such A Night”.
El último concierto de esta gira, fue el famoso espectáculo de fin de año en Pittsburgh. Elvis se enfundo el traje “Black Phoenix” por última vez y estuvo hora y media delante 16.409.
Realizó 29 canciones, incluyendo rarezas como “Rags To Riches” al piano y la última versión de “Auld Lang Syne”, antes de introducir a su padre y a su hija a la audiencia. Otros aspectos destacados de este espectáculo son, la versión en vivo de “Reconsider Baby” y “Funny How Time Slips Away”.



Comediante: Jackie Kahane
Músicos:
Grupo Vocal:
-The Sweet Inspirations: Myrna Smith, Sylvia Shemwell, Estelle Brown
-J.D. Sumner & The Stamps Quartet: Ed Enoch, Ed Hill, Larry Strickland, Garry Buckles
-Voz Soprano: Kathy Westmoreland


Grupo Instrumental:
-Guitarra principal: James Burton
-Guitarra rítmica: John Wilkinson
-Bajo: Jerry Scheff
-Piano: Tony Brown
-Piano eléctrico: David Briggs
-Batería: Ronnie Tutt
-Guitarra acústica: Charlie Hodge
Orquesta:
Joe Guercio & Joe Guercio Orquesta


Los trajes utilizados fueron:
-Blue Swirl: También utilizado en 1974.
-Chief: También utilizado en 1975 y por última vez en Febrero de 1977.
-Egyptian: También utilizado en 1974.
-1974 Arabian: También utilizado en 1974, y a lo largo de 1977.
-Black Phoenix: También utilizado en 1975.

Ciudades que conformaron la gira:
-27 de Diciembre, 1976 (8:30 pm). Wichita, KS.
-28 de Diciembre, 1976 (8:30 pm) Dallas, TX.
-29 de Diciembre, 1976 (8:30 pm) Birmingham, AL.
-30 de Diciembre, 1976 (8:30 pm) Atlanta, GA.
31 de Diciembre, 1976. (9.30 pm) Pittsburgh, PA.

Total de asistentes:
71,609 personas.

El repertorio de canciones llevado a cabo en la gira:

See See Rider
I Got A Woman
Love Me
Fairytale
You Gave Me A Mountain
Jailhouse Rock
All Shook Up
And I Love You So
Fever
Polk Salad Annie
Hurt
Hound Dog
How Great Thou Art
Trying To Get To You
Blue Suede Shoes
My Way
Funny How Time Slips Away
For The Good Times
The First Time Ever I Saw Your Face
Big Boss Man
Such A Night
Reconsider Baby
Are You Lonesome Tonight
That's All Right
Auld Lang Syne
Little Sister
Unchained Melody
Rags To Riches
O Sole mio - It's Now Or Never
Teddy Bear - Don't Be Cruel
Mystery Train - Tiger Man
Can't Help Falling In Love



Análisis de los conciertos de la gira:

27 de Diciembre de 1976 (8.30 pm) Wichita, KS. Wichita State University

Elvis Presley atrajo a 10.000 personas en el Henry Levitt Arena, el lunes por la noche, y estaba entre la audiencia el Presidente de 1956, del Elvis Presley Fan club de Wichita.
Cuando salió al escenario, vimos que ya no era aquel joven delgado cuyos movimientos de caderas, fueron censurados en el programa de Ed Sullivan, haya por 1956. Pero todavía te hacía enloquecer con cada movimiento, y cada contracción trajo gritos por parte de las más jóvenes.
Cuando Elvis se paseó por el escenario, los flashes iluminaron la oscuridad del recinto. Los aplausos era similares a los de un trueno en una tormenta de verano. Se le veía mucho mejor que hace dos años. Había adelgazado y estaba estupendo.
Hizo un buen concierto, y todos se fueron con un buen sabor de boca, y con la ilusión de haber compartido una hora de sus vidas con el rey del rock.




28 de Diciembre de 1976 (8:30) Dallas TX. Memorial Auditorium

Abrió el concierto con las versiones de “See See Rider” y una juguetona “I Got A Woman”. Se le veía de muy buen humor, más delgado que a comienzos de año, y todo se debía a que Ginger Alden, su nueva novia, le acompañó durante toda la gira.
Antes de comenzar con “Love Me”, saludó al publico diciendo “Mi nombre es Glen Campbell”, la gente rió y les comentó que cantaría los nuevos éxitos y los más antiguos. Se le veía entregado a su público.
Derrochó seguridad y ritmo con “You Gave Me A Mountain” y “Jailhouse Rock”. Interpretó con sentimiento “Trying To Get To You”, y nos hizo volver a sus mejores años con “Blue Suede Shoes”.
Hizo una brillante interpretación de “It's Now Or Never”, acompañado de su previa “O Sole Mio”, llevada a cabo por Nielsen. De hecho cuando terminó la canción, Elvis le hizo repetirla de nuevo.
Las mejores de la noche fueron en mi opinión, “My Way”, en la que derrocho sentimiento y coraje (Para mi gusto una de las mejores versiones de 1976) y una potente “Polk Salad Annie”, en la que al final de la canción oímos a Elvis lanzar un grito, imaginándonos una de esas patadas al aire o alguna pose de karate.
La introducciones de la banda fueron pasando, incluyendo una versión completa de “Early Morning Rain”; acompañado a la guitarra de John Wilkinson, y una mención especial por parte de Elvis a Ronnie Tutt, que al acabar su solo, le hizo levantarse para que recibiera los aplausos de la gente de Dallas (Tutt era de Dallas).
Una vez acabadas las presentaciones, realizo dos brillantes versiones de “Hurt”, en la que al final de la segunda se tumba en el escenario para acabar con una pierna levantada. “Hound Dog”, está perdida en la grabación.
Antes de cerrar el concierto, se sentó al piano para tocar por segunda vez en esta gira y de 1976, la tremenda balada “Unchained Melody”. Sonó fresca, dulce, y desgarradora al final. Esta canción la interpretaría en varias ocasiones a lo largo de 1977. La última fue el 25 de Junio en Cincinnati.
Ahora si, llegó la hora de marcharse, “Can't Help Falling In Love” sonó y al terminar, se despidió y rápidamente se fue por uno de los extremos del escenario.



29 de Diciembre de 1976 (8:30) Birmingham AL. Civic Center Coliseum

El coliseo de Birmingham se llenó con 18.400 personas, que esperaron impacientes hasta que llegó la hora de salida de Elvis al escenario, con los primeros redobles de la batería de Ronnie Tutt.
Interpretó de forma enérgica “See See Rider” y “I Got A Woman/Amen”. Al finalizar ésta última jugó con la guitarra en el aire y la tiró hacia atrás donde se encontraba Charlie Hodge, para recogerla.
Saludó al público y le dijo que era la primera vez que estaba en Birmingham, y que harían un repaso por sus antiguos y nuevos éxitos, y que esperaban pasarlo bien.
Dio paso a “Love Me” y seguidamente a “Fairytale”. Le siguieron brillantes actuaciones de “You Gave Me A Mountain”, “Jailhouse rock”, en la oímos el buen juego de batería de Tutt, unas brillantes “It's Now Or Never” y “Trying To Get To You”, y antes de las introducciones, una biográfica “My Way”, y una buena excelente versión de “Polk Salad Annie”.
Le precedió otra versión completa de “Early Morning Rain”, y una dulce “Love Letters”. Al acabar, subió el ambiente de la noche con otras dos grandes versiones de “Hurt”, y una ligera “Hound Dog”.
El mejor momento de la noche se produciría ahora. Cantó por última vez en directo “For The Good Times”, que pilló por sorpresa a la banda, y “The First Time Ever I Saw You Face”, en la que creó un momento muy íntimo acompañándose solo con el piano de David Briggs.
Repartió bufandas cuando pidió encender las luces, para interpretar “Funny How Time Slips Away”. La gente enloqueció, ya que gracias a esas bufandas, se podían llevar un trozo de Elvis con el.
Terminó con un juguetón y agitado “Mystery Train/Tiger Man”, en la que sería su última versión de 1976. Antes de dar paso a la última canción, le dijo al público que se lo había pasado genial, y que si querían que volviera solo tenían que pedirlo.
Al concluir “Can't help Falling In Love”, lanzó su sudada bufanda a una de las chicas de la primera fila, y se fue por el extremo derecho, para no volver nunca más.









30 de Diciembre de 1976 (8.30 pm) Atlanta, GA. The Omni

El jueves en el Omni, el espectáculo fue máximo, posiblemente, el mejor regalo de fin de año para sus fans de Atlanta.
Desde el punto de vista vocal, Elvis estaba cantando como en sus mejores tiempos, tanto en esfuerzo y calidad tonal. Había perdido un poco de peso y se le veía mucho mejor que cuando actuó la última vez en junio. Su vitalidad se restablecía y estaba lleno de energía. Además, estaba de buen humor y se le podía ver seguro de si mismo en el escenario. El concierto fue único en muchos aspectos.
El repertorio también era inusual. Y pudimos ver a Elvis sentado al piano, interpretando la hermosa canción de "Unchained Melody".
Elvis dio un concierto extraordinariamente largo. Hizo 25 canciones en forma más o menos completa, además de fragmentos de otras rarezas. El show duró una hora y media, algo que era sustancialmente más largo que de costumbre.
Abrió con "C.C. Rider", en la que tuvo que regular el soporte del micrófono por que no estaba a su medida, y dar instrucciones al ingeniero de sonido por el volumen del micrófono.
Realizó buenas interpretaciones de los clásicos como: "Jailhouse Rock", en la que hizo enfervorecer a sus fans con la pose que adoptó hacia el final de la canción, “Are You Lonesome Tonight?” en la que bromeó en la parte hablada con Charlie, mientras le sujetaba el micrófono, "That's All Right" acompañándose a la guitarra, “Reconsider Baby”, una canción de Blues que cantó en directo en pocas, pero apetecibles ocasiones, “Love Me”, en la que no paró de dar bufandas y de recibir regalos por parte del público. "I Got A Woman/Amén", en la que al finalizar tiró hacia atrás la guitarra, para que la recogiera Charlie Hodge, y "O Sole Mio/It's Now Or Never”.
Polk Salad Annie” fue realmente explosiva, y el final fue maravilloso con aquella pose y patada de karate al aire de Elvis. La sorpresa de la noche fue la canción grabada en 1960, “Such A Night”, que la cantó en muy pocas ocasiones, a decir verdad, no más de tres veces en su vida. Hizo una divertida y gustosa versión.
Las últimas versiones de “Big Boss Man” en 1976, la primera la interpretó esa noche, con una entrada que repitió, en la que vimos un buen juego de guitarra a manos de Burton, le siguió “Fairytale”, en la que tuvo que empezar de nuevo. Cuando terminó la canción se acercó a una de las tantas personas que había pegadas al escenario, y le entregó una tarta de dos capas en la que había una corona de un rey, en la parte superior, y muchas velas a su alrededor. Cuando Elvis aceptó el regalo, la audiencia, incluida la banda le cantó anticipadamente el “Happy Birthday”, aunque no celebrara su 42 cumpleaños, hasta el próximo 8 de enero.
Le pudimos ver centrado en actuaciones de la talla de "My Way" y disfrutandolas con “Early Morning Rain” o “Love Letters”.
Era tal la histeria de las chicas de las primeras filas, que tuvo que calmarlas en algunas ocasiones. Regaló 15 bufandas y besó sólo a tres o cuatro chicas que estaban más cercas del escenario.
Cuando interpretó “Hurt”, acabó la canción tirado en el piso del escenario, fue un momento realmente emocionante para todos los que estábamos allí.
Esto trajo una ovación salvaje, durante el cual una madre decidida, empujó a su pequeña hija, de 6 años de edad, al escenario. La pequeña audazmente esperó hasta que Elvis, que aun estaba recuperándose del esfuerzo de la canción, se fijó en ella y le otorgó un cálido abrazo. A la niña la podemos ver en el vídeo que existe , vestida de azul, y con cabello largo y rubio.
Recibió muchos regalos del público, como ya lo habían hecho anteriormente, pero en esta ocasión hubo mucha diversidad en ellos. Una chica le dio algo que parecía una cabeza reducida. Tenía una lengua que entraba y salía y cuando tiraba de una cuerda, emitía una risa horrible.
Las entradas para el concierto fueron vendidas con dos semanas de antelación y Elvis les dijo al público, que volvería si lo quisieran de nuevo.
El miembro más destacado de la audiencia fue el candidato derrotado para la candidatura a la alcaldía de Plains, Georgia. Cuando Billy Carter entró en el auditorio durante el intermedio, atrajo tanta atención como Jacqueline Onassis en su apogeo.
































31 de Diciembre de 1976 (9:30) Pittsburgh PA. Civic Center Arena

Había nieve en los exteriores del Civic Center, en aquella fría noche de fin de año de 1976. Una noche que no tardó en subir la temperatura, y en acomodar a las 16.409 personas, que allí estaban para despedir aquel año junto a el.
La noche comenzó con las previas actuaciones de las Sweet Inspirations y con un intermedio en el que anunciaban los productos que podían adquirir de su ídolo favorito. Una vez que que se acabaron los pre-shows, se apagaron las luces del estadio, y comenzó a sonar el “Also Sprach Zarathustra” de Richard Strauss. De pronto el estadio ruge y comienza Ronnie Tutt con habitual apertura a la batería.
Por el extremo derecho del escenario sale Elvis, tranquilamente andando, y mira a toda la gente que hay, en su parte izquierda. Ahora comienza a andar por el escenario y le estrecha la mano fuertemente a un afortunado que estaba allí; seguro que no olvidó aquel apretón de manos.
Saludó también a la zona derecha del escenario y se acercó a Charlie para colgarse la guitarra. Una vez que se la colgó, le dio en el estomago de Hodge, con el culo de la guitarra, como gesto de broma que hacía siempre. Se acercó al micrófono, lo agarró con firmeza y entonó las primeras notas de “See See Rider”. Mientras interpretaba la canción tuvo mucho miradas cariñosas con su grupo de vocales. Le siguió “I Got A Woman/Amen”, que comenzó son el ya habitual Well Well... y en que podemos disfrutar de su buen ritmo, y del buen juego de batería a manos de Tutt. Y en uno de los silbidos que le pega el micrófono antes de “Amen”, vemos como con un gesto de Elvis con la cabeza, corrige al ingeniero de sonido para que lo arregle rápidamente. Repite de forma rápida “Amen” y hace que J.D Sumner ejecute de nuevo su parte de solo. Al final tira la guitarra hacia atrás donde la recoge Hodge.
Saludó al público, le comentó que estaba contento de celebrar, la entrada del nuevo año con todos ellos, y que harían un repaso por su temas clásicos y algunos nuevos.
Durante todo el concierto, la gente llamaba a Elvis, gritaba su nombre de hecho, para llamar su atención, o para felicitarles el año nuevo. Por eso en muchas ocasiones podemos oir en la grabación de audiencia, gritos de “Elvis!!!!” o de “Happy Birthday Elvis”, “Elvis I Love You” o “You look well Elvis”. El público amaba al rey.
Le siguieron canciones como “Big Boss Man”, la última que realizaría en este año, “Love Me”, en la que regaló varias bufandas, “Fairytale”, una sentida “You Gave Me A Mountain”, y una potente “Jailhouse rock”.
Cuando da paso a “O Sole Mio/It's Now Or Never”, Tutt golpe uno de los platillos, y Elvis dice ¿que ocurre?, seguidamente se acerca a un fans que se encontraba en primera fila y le pone el micrófono para que pudiera hablar. El chico le dice: “Feliz Navidad, Feliz Cumpleaños, Que Dios Te Bendiga y Te Queremos”. Elvis le da la mano, le dice muchas gracias, le regala su pañuelo. El chico le da un trofeo y como especie de postal.
Antes de introducir “”O Sole Mio”, le dice al publico que algunas de las que piden las cantara más tarde. Ahora si, se acerca a Nielsen y le da el papel con la letra. Nielsen la canta y una vez que termina sonríe y recoge el papel. “It's Now Or Never” es del estilo de como la venia cantando en 1976, fresca y potente.
La siguiente fue una preciosa “My Way”, de la que se acompañó mano en papel con la letra, ganándose una gran ovación. Después pidió que encendieran las luces del recinto , y entonó “Funny How Time Slips Away”, en la que dio una vuelta por todo el escenario y tiró varias bufandas. Una vez que terminó, sin mucha pausa, dijo, “Vamos todos”, y el estadio entero canto “Auld Lang Syne”, esta vez Elvis,a diferencia de el año pasado en Pontiac, si acompaño al público. Podemos ver en el vídeo como Elvis la lee desde el soporte de Charlie Hodge, y al finalizar dice, “Feliz navidad a todos”.
Después introdujo a su padre Vernon, a su hija Lisa Marie, y a su última novia Ginger Alden. Y agradeció la colaboración durante toda la gira de Bill Porter, Felton Jarvis y demás.
Le siguieron “Blue Suede Shoes”, “Trying To Get To You” y una potente “Polk Salad Annie”, en la que lanzó una patada al aire con pose de karate al final.
Dio paso a las introducciones de la banda, empezando por el grupo vocal de apoyo, y luego a la sección rítmica. Son de destacar, “Early Morning Rain”, “Johnny Be Good”, con la guitarra en los hombros de James Burton, es espectacular. Le siguen buenos solos de Ronnie Tutt, Jerry Scheff y David Briggs, que daría paso a una tierna “Love Letters”. Luego introduce a Charlie Hodge y por último a Joe Guercio y su orquesta.
A continuación, alguien del publico dice “Fever”, y Elvis dice ¿Fever?, ¿Quieres oír Fever? vale, no hay problema. Realiza una juguetona versión, y rápidamente indica que la siguiente es “Hurt”. Realiza una primera interpretación en la que acaba de forma brillante, pero en la repetición acaba tumbado en el escenario, con la pierna izquierda en alto, y ejecutándola de manera brillante. En ese momento el escenario se llenó de flashes que querían inmortalizar el momento. Al terminar tira el pañuelo que se le había caído al escenario, al público.
Continua con una rápida “Hound Dog”, y dos aceptables versiones a la guitarra de “Are You Lonesome Tonight?” y “Reconsider Baby”. En la grabación podemos oír como un grupo de personas del público le canta el “Cumpleaños Feliz” a Elvis. Luego aplauden, pero Elvis como se estaba colocando la guitarra, ni se enteró.
La última petición del público que lleva a cabo es “Little Sister”. Realiza una aceptable interpretación y anuncia que al piano va a interpretar “Unchained Melody”. Desde el piano dice, “Para Papa, Lisa y Ginger”. La lleva a cabo de manera, brillante y es un momento muy íntimo y espontáneo. Como curiosidad, si escuchan bien en la grabación de vídeo, podemos oír como le piden “Heartbreak Hotel”, “Blue Hawaii” o hasta “How Great Thou Art”. Finalmente fue la grandiosa e inesperada “Rags To Riches”. Al terminar se llevó una gran ovación y les deseo al público un feliz y próspero año nuevo, y se despidió con un “Gracias, que dios les bendiga, vayámonos a casa.
Sonó “Can't Help Falling In Love”, y se pudo escuchar como una mujer chilla, Noo, noooo Elvis!! una vez que terminó lanzó su último pañuelo al público. Se despidió de todos los lados del escenario, del frontal, trasero, de los lados... y antes de irse hizo una pose de karate y varios movimientos alternados con las manos y los brazos.
Cuando se metió por el túnel, se anunció, “Señoras y señores, Elvis ha abandonado el edifico, gracias y buenas noches”.






















https://www.youtube.com/watch?v=GP5CpJ2hGNs Vídeo
https://www.youtube.com/watch?v=ReFKZDSflkY Audio